Cinco ejercicios de tonificación fáciles que puedes hacer en cualquier lugar

134

El ejercicio es una parte importante de nuestras vidas. Mantenerse en forma es una forma de aumentar su esperanza de vida. Los ejercicios con pesas también son importantes para aumentar la masa muscular y la densidad ósea a medida que envejece.

La mayoría de nosotros hemos aprendido qué hacer cuando se trata de hacer ejercicio. El problema es dónde y cuándo hacer el trabajo. Con un estilo de vida ajetreado, tener tiempo para hacer ejercicio es un desafío.

Los ejercicios con pesas no son solo para fisicoculturistas. A medida que envejece, especialmente una vez que llega a los cuarenta, comienza a perder masa muscular. Especialmente para las mujeres, la pérdida ósea se convierte en un problema. Cuando el cuerpo necesita calcio, puede robarlo de sus huesos. Construir músculo no solo aumenta su masa sino también su fuerza.

Aquí hay cinco ejercicios de tonificación fáciles que se pueden hacer en cualquier lugar y cuando tenga tiempo. En casa, en la oficina o de vacaciones, puede hacer estos ejercicios sencillos pero extremadamente efectivos.

  1. El levantamiento de glúteos con puente:
    Parece una técnica de cirugía plástica, pero es una manera fácil de tonificar los glúteos. Acuéstese con los pies apoyados en el suelo y las piernas separadas al ancho de los hombros. Coloque las manos, con las palmas hacia abajo, a cada lado de su cuerpo. Empujando con los pies, apriete los músculos de los glúteos y levante el trasero del suelo. Mantenga la posición durante una cuenta de cinco a diez y suelte hasta el suelo.
  2. Sentadillas:
    Las sentadillas trabajan los glúteos, los músculos isquiotibiales y los cuádriceps. Puede usar una silla para apoyarse por su seguridad. Párese con los pies separados a la altura de los hombros y los pies firmemente plantados. Empuje su trasero hacia atrás como si se estuviera preparando para sentarse en una silla. Mantenga los abdominales tensos y la parte superior del cuerpo recta. Una vez que llegue al nivel de la silla, deténgase y mantenga la posición mientras cuenta de dos a cinco y suelte. En el punto más bajo, coloque todo su peso sobre los talones para mantener el equilibrio y la máxima tonificación.
  3. Estocadas inversas:
    Las estocadas trabajan los músculos cuádriceps. Pueden ser difíciles para las personas con problemas de rodilla. Una estocada inversa tonifica los grupos de músculos derechos pero con menos presión sobre la rodilla. Párese con los pies juntos y los brazos a los lados. Tome una pierna y muévala hacia atrás hasta que esté en posición de estocada: la pierna delantera doblada en un ángulo de 90 grados y la pierna trasera extendida hasta que esté en la parte anterior del pie. Desde esta posición, bájese hasta que la rodilla trasera casi toque el suelo. Mantenga la posición mientras cuenta hasta dos y regrese a la posición inicial.
  4. Flexiones:
    Este es un ejercicio de tonificación clásico que trabaja todas las áreas de los brazos más los músculos del pecho. Si no se siente cómodo o lo suficientemente fuerte para realizar una flexión de dedos de los pies, baje el cuerpo hasta las rodillas. Asegúrese de que sus brazos estén metidos en el cuerpo y su espalda recta mientras baja y levanta su cuerpo.
  5. Abdominales:
    Los músculos abdominales se pueden trabajar todos los días para desarrollar fuerza y ​​tono muscular. Tumbado en el suelo en posición sentada, entrelaza los dedos detrás de la cabeza. Contrayendo los músculos abdominales, levante la parte superior del cuerpo hasta que la parte inferior de la espalda esté a punto de levantarse del suelo. Mantén la posición de dos a cinco segundos y vuelve a la posición inicial.

Estos cinco movimientos de ejercicio se pueden realizar siempre que tenga tiempo. Lo mejor del ejercicio es que sus efectos son acumulativos. Incluso cinco o diez minutos a la vez funcionarán a su favor.

(Visited 19 times, 1 visits today)